Aguas

Imprimir

TRATAMIENTO DE AGUAS

 

El término tratamiento de aguas es el conjunto de operaciones unitarias de tipo físico, químico, físico-químico o biológico cuya finalidad es la eliminación o reducción de la contaminación o las características no deseables de las aguas, bien sean naturales, de abastecimiento, de proceso o residuales —llamadas, en el caso de las urbanas, aguas negras—. La finalidad de estas operaciones es obtener unas aguas con las características adecuadas al uso que se les vaya a dar, por lo que la combinación y naturaleza exacta de los procesos varía en función tanto de las propiedades de las aguas de partida como de su destino final.

 

La estación de tratamiento de agua potable (ETAP2) al conjunto de estructuras en las que se trata el agua de manera que se vuelva apta para el consumo humano.

 

Existen diferentes tecnologías para potabilizar el agua, pero todas deben cumplir los mismos principios:

  • combinación de barreras múltiples (diferentes etapas del proceso de potabilización) para alcanzar bajas condiciones de riesgo,
  • tratamiento integrado para producir el efecto esperado,
  • tratamiento por objetivo (cada etapa del tratamiento tiene una meta específica relacionada con algún tipo de contaminante).

Si no se cuenta con un volumen de almacenamiento de agua potabilizada, la capacidad de la planta debe ser mayor que la demanda máxima diaria en el periodo de diseño.

Además, una planta de tratamiento debe operar continuamente, aún con alguno de sus componentes en mantenimiento;por eso es necesario como mínimo dos unidades para cada proceso de la planta.

 

AGUAS RESIDUALES

Aguas residuales pueden provenir de actividades industriales o agrícolas y del uso doméstico.

Los tratamientos de aguas industriales son muy variados, según el tipo de contaminación, y pueden incluir precipitación, neutralización, oxidación química y biológica, reducción, filtración, ósmosis

Tipos de tratamiento de aguas residuales de origen urbano

  • Pretratamiento. Busca acondicionar el agua residual para facilitar los tratamientos propiamente dichos, y preservar la instalación de erosiones y taponamientos. Incluye equipos tales como rejas, tamices, desarenadores y desengrasadores.
  • Tratamiento primario o tratamiento físico-químico: busca reducir la materia suspendida por medio de la precipitación o sedimentación, con o sin reactivos, o por medio de diversos tipos de oxidación química —poco utilizada en la práctica, salvo aplicaciones especiales, por su alto costo.
  • Tratamiento secundario o tratamiento biológico: se emplea de forma masiva para eliminar la contaminación orgánica disuelta, la cual es costosa de eliminar por tratamientos físico-químicos. Suele aplicarse tras los anteriores. Consisten en la oxidación aerobia de la materia orgánica —en sus diversas variantes de fangos activados, lechos de partículas, lagunas de oxidación y otros sistemas— o su eliminación anaerobia en digestores cerrados. Ambos sistemas producen fangos en mayor o menor medida que, a su vez, deben ser tratados para su reducción, acondicionamiento y destino final.
  • Tratamiento terciario, de carácter físico-químico o biológico: desde el punto de vista conceptual no aplica técnicas diferentes que los tratamientos primarios o secundarios, sino que utiliza técnicas de ambos tipos destinadas a pulir o afinar el vertido final, mejorando alguna de sus características. Si se emplea intensivamente pueden lograr hacer el agua de nuevo apta para el abastecimiento de necesidades agrícolas, industriales, e incluso para potabilización (reciclaje de efluentes).

Tratamiento de aguas residuales por medios biológicos

Este tipo de plantas de tratamiento constan de un biodigestor anaerobio (que como su nombre lo dice digiere las aguas negras) y un sistema de humedales artificiales que asemejan a la naturaleza para terminar el proceso de limpieza del agua tal como sucede en el medio natural por medio de plantas como carrizos o alcatraces que son muy eficientes al depurar el agua después del proceso de digestión biológica. La eficiencia de este sistema para la remoción de coliformes (fase biodigestor) en función de efecto filtro eliminando microorganismos patógenos por exposición de ambientes adversos, tiene una tasa de 80 hasta al 90 %, complementándose con la segunda fase (humedales) al 100 % de eliminación de bacterias patógenas.

Este sistema tiene grandes ventajas como el costo de construcción y mantenimiento que puede llegar a ser mucho menor que el de una planta de tratamiento tradicional, también puede ser una atractivo visual de la comunidad donde se encuentre y lo más importante de todo es que el agua que se obtiene es de una gran calidad que se puede utilizar para regar, cultivos, parques y jardines.

Secuencia:

  • pretratamiento
  • tratamiento primario
  • tratamiento secundario
  • tratamiento terciario


Tipos de aguas - Clases de aguas

 

 

   

 Generalmenter son clasificados en: Aguas potables y no potables.

Potables son aptas para consumo humano y no tienes materias disueltas perjudiciales para la salud.


El agua potable según la cantidad de minerales que tengan disueltos:

 

Duras : son las que tienen muchos minerales como el calcio y el magnesio. Esta agua se caracteriza porque produce muy poca espuma cuando se junta con el jabón. Otra de las características de las aguas duras son la cantidad de residuos que dejan en el vaso cuando el agua se evapora o en los cacharros después de hervirla.

Estos mismos residuos se incrustan en los lavavajillas o lavadoras y las estropean más que las aguas blandas.

 

Las aguas duras suelen proceder de fuentes subterráneas en las que el agua ha tenido que atravesar diferentes capas de minerales. La disolución y arrastre de estos minerales es lo que le proporciona la dureza.

 

Blandas: Son las que tienen muy pocos minerales. Producen mucha espuma cuando se les mezcla con el jabón. Las aguas de pozo o aquellas que proceden de aguas superficiales suelen ser aguas blandas. El agua más blanda es el agua destilada que no posee ningún mineral. El agua destilada no es apta para el consumo humano.

 

Según la procedencia de las aguas:

 

Aguas superficiales: Son las proceden de los ríos, los lagos, los pantanos o el mar. Estas aguas, para que resulten potables, deben someterse a un tratamiento que elimina los elementos no deseados, tanto las partículas en suspensión como los microorganismos patógenos. Estas partículas son fundamentalmente arcillas que el río arrastra y restos de plantas o animales que flotan en ella. A todo ello hay que sumar los vertidos que realizan las fabricas y las poblaciones. Para eliminar las impurezas físicas se utilizan fundamentalmente procedimientos de decantación que las hacen precipitar al fondo. Las bacterias son eliminadas por procedimientos químicos o biológicos.

 

El aumento de la población ha obligado a reutilizar el agua de los ríos, sobre la que se vierten gran cantidad de contaminantes, Para ello se ha tenido que instalar grandes plantas potabilizadoras con la finalidad de convertir estas aguas no potables en aguas aptas para el consumo humano. Igualmente se han tenido que instalar en algunos lugares con pocos recursos hídricos plantas desalinizadoras que potabilizan el agua del mar. Con todo ello se obtiene la llamada " agua de grifo" que resulta apta para el consumo humano, aunque la calidad y las características de la misma resulten poco apetecibles. ( Más información sobre la contaminación del agua en el listado superior)

 

Aguas subterráneas: Son aquellas que proceden de un manantial que surge del interior de la tierra o la que se obtiene de los pozos. Estas aguas presentan normalmente un grado de contaminación inferior a las superficiales, pero, en la mayoría de los casos, deben tener un tratamiento previo antes de ser aptas para el consumo humana. El agua de los pozos se utiliza para el sumistro de aguas potables. El agua de manantial puede suministrarse a través de la red de agua potable o utilizarse para embotellarse.

 

Tipos de aguas embotelladas :

Las aguas embotelladas, según sus características y proceso de embotellamiento. pueden ser diversas

 

Aguas de manantial: Suelen ser aguas potables procedentes de una fuente ( A veces de la misma red de distribución de aguas) que ha sido sometidas a un proceso de potabilización y filtrado especial para hacerlas aptas para el consumo y proporcionarles mejor sabor y eliminarles posibles olores. Muchas veces se le suele añadir anhídrido carbónico.

 

Aguas minerales: Se consideran aguas minerales aquellas que proceden de un manantial subterráneo protegido y, a diferencia de otro tipo de aguas, presentan una riqueza constante de minerales no inferior a 250 partes por millón, siendo estos minerales de procedencia natural y no añadida. El embotellamiento debe producirse en su lugar de origen y el agua debe estar libre de microbios patógenos sin que se le aplique ningún tratamiento.

 
   

 

 

 
   
  • Agua ácida
  • Agua alcalina
  • Agua blanda
  • Agua destilada
  • Agua dulce
  • Agua dura
  • Agua freática
  • Agua mineral
  • Agua minero-medicinal
  • Agua potable
  • Agua salada
  • Agua salina
  • Agua subterránea
  • Agua termal

·  Agua ácida (tipos de aguas)

Tiene un pH menor a 7.

·  Agua alcalina (tipos de aguas)

Tiene un pH superior a 7.

·  Agua blanda (tipos de aguas)

Cualquier agua que no contiene grandes concentraciones de minerales disueltos como calcio y magnesio.

La mayoría de las plantas de interior toleran el agua del grifo, pero prefieren la de lluvia, más blanda, sin cal.

Hay varias formas de ablandar el agua del grifo, que suele resultar demasiado dura para el riego.

·  Agua destilada (tipos de aguas)

Agua a la que mediante ebullición y posterior condensación se le han extraído los gases disueltos y las impurezas minerales y orgánicas.

·  Agua dulce (tipos de aguas)

Agua natural con una baja concentración de sales, o generalmente considerada adecuada, previo tratamiento, para producir agua potable.

·  Agua dura (tipos de aguas)

El agua dura tiene grandes concentraciones de minerales disueltos, principalmente sales de calcio y magnesio; el agua blanda, por el contrario, tiene concentraciones pequeñas.

Las aguas duras producen incrustaciones de cal en cañerías y reducen la efectividad de los detergentes (consumen más jabón).

Los ablandadores son equipos que cumplen la función de eliminar la dureza del agua (sales de calcio y magnesio). Hay dos tipos de ablandadores: los físicos de filtración y los químicos.

·  Agua freática (tipos de aguas)

Es el agua subterránea más cercana a la superficie.

·  Agua mineral (tipos de aguas)

Agua manantial que lleva en disolución sustancias minerales.

·  Agua minero-medicinal (tipos de aguas)

El agua mineral que se usa para la curación de alguna dolencia.

·  Agua potable (tipos de aguas)

Agua que puede beberse sin riesgos para la salud.

·  Agua salada (tipos de aguas)

Agua en la que la concentración de sales es relativamente alta. Es el agua de los océanos y los mares y se denomina de esta forma porque contiene, por término medio, unos 35 g/l de sales.

·  Agua salina (tipos de aguas)

Agua que contiene sal en una proporción significativamente menor que el agua marina. La concentración del total de sales disueltas está generalmente comprendida entre 1.000 - 10.000 mg/l.

·  Agua subterránea (tipos de aguas)

Agua que se infiltra en el suelo y se acumula en depósitos subterráneos que fluyen y se renuevan con lentitud conocido como mantos freáticos o acuíferos.

·  Agua termal (tipos de aguas)

Brota de un manantial y que tiene una temperatura superior a la media del país.

-----------------

AGUAS Y RIEGO:

 


Sistemas de riego: tubería de riego, electroválvula, aspersor…

 

   

 

 
   
 
 
   
  • Los sistemas de riego que se utilizan en jardinería son:
  • Riego con regadera
  • Riego por inmersión
  • Riego con manguera
  • Macetas de autorriego
  • Riego por surcos
  • Riego con aspersores
  • Riego con difusores
  • Riego por goteo
  • Riego con cintas de exudación
  • Riego con microaspersores
  • Riego por nebulización
  • Riego subterráneo

---------------

  • Riego con regadera

Regar a mano te garantiza que el agua llega a todas las partes que lo apliquemos, sin embargo, resulta engorrosa si es mucho lo que hay que regar.

  • Riego por inmersión

Acción de sumergir la maceta para que el sustrato absorba agua por los agujeros de drenaje y por la superficie.

  • Riego con manguera

Regar con manguera supone tenerla en la mano muchas horas. Para el césped es el peor sistema. Además no se consigue una buena uniformidad, a unos sitios les cae más agua que a otros. No obstante, a muchas personas les gusta regar con manguera.

  • Macetas de autorriego

Las macetas y jardineras de autorriego disponen de un depósito que suministra el agua según vaya necesitándolo la planta. Mantienen una humedad constante. Tienen la ventaja que te permite olvidarte del riego durante bastante tiempo. Son muy buenas para interior.

Cuidado porque como no drenen bien, muere cualquier planta. También si te pasas con los niveles marcados llenando el depósito pueden pudrirse las raíces.

  • Riego por surcos

Se usa en el riego de huertos, aunque cada vez menos porque lo va desplazando el riego por goteo.

  • Riego con aspersores

Sistema habitual para regar el césped. Los aspersores tienen un alcance superior a 6 m., es decir, tiran el agua de 6 metros en adelante, según tengan más o menos presión y el tipo de boquilla.

  • Riego con difusores

Son parecidos a los aspersores pero más pequeños. Tiran el agua a una distancia de entre 2 y 5 metros. Por tanto, los aspersores se utilizan para regar superficies mayores de 6 metros y los difusores para superficies pequeñas o estrechas.

  • Riego por goteo

Consiste en aportar el agua de manera localiza justo al pie de cada planta. Se encargan de ello los goteros o emisores. Estos pueden ser integrados en la propia tubería (goteros integrados) o pinchados en ellas (goteros de botón).

El riego por goteo ahorra agua y mantiene un nivel de humedad en el suelo constante. El inconveniente es que los emisores se atascan fácilmente, especialmente por la cal del agua.

  • Cintas de exudación (tuberías porosas)

Las cintas de exudación son tuberías de material poroso que distribuyen el agua de forma continua a través de los poros, lo que da lugar a la formación de una franja continua de humedad, que las hace muy indicadas para el riego de cultivos en línea. En jardinería se emplea muy poco.

  • Microaspersores

Este sistema de riego es idóneo para macizos de flores, rosales, pequeñas zonas, etc. Para textura arenosa son buenos los microaspersores porque cubren más superficie que los propios goteros tradicionales, por ejemplo, para regar frutales.

  • Nebulización

Sistema de riego que permite la aplicación de gotas muy pequeñas en forma de niebla. Esto hace que sea el sistema más recomendado en la producción de plántulas y el enraizamiento de esquejes en invernaderos.

  • Riego subterráneo

Se trata de tuberías perforadas que van enterradas en el suelo a una cierta profundidad.

Es uno de los métodos más modernos. Menos pérdida de agua por no estar expuesto al aire; menos malas hierbas porque la superficie se mantiene seca; se evitan problemas de vandalismo, etc. Inconvenientes: se atascan los puntos de salida del agua, en particular, por la cal. Las raíces también se agolpan en las tuberías, para evitarlo se usa herbicida como el Treflan.

 


Instalar el riego: electroválvulas, tuberías de riego, aspersor…

 

   

 

 
   
 
 
   
  • Se recomienda instalar un sistema de riego automatizado.

  • El riego automático lo programas y él solo abre y cierra el riego los días de la semana que le indiques y a la hora que prefieras. Cada zona estará controlada por un programa distinto, según las necesidades hídricas del césped, árboles, palmeras, arbustos, plantas de flor, huerto y frutales.
  • En un riego automático con programador la inversión inicial se verá amortizada por el ahorro en agua, por el menor tiempo empleado con la manguera en la mano y por el menor número de plantas muertas de sed.
  • El riego automático posibilita regar de noche o al amanecer. A esas horas hay menos viento, al césped le cae mejor puesto que no hace tanto calor, se pierde menos agua por evaporación y hay más presión en la red.
  • Componentes de un riego automático:

- Programador

- Electroválvulas

- Cables

- Arquetas

- Tuberías de polietileno (PE) o de PVC

- Piezas especiales: codos, tes, enlaces, reducciones, etc.

- Reductor de presión. Para riego por goteo a veces es necesario reducir la fuerza del agua. Puede hacerse con una simple llave o con un dispositivo llamado reductor de presión.

- Emisores de riego: aspersores, difusores, tuberías de goteo, cintas de exudación, riego subterráneo y microaspersores.

  • Los aspersores se emplean para regar zonas amplias y los difusores para regar zonas estrechas. Los aspersores tienen un alcance superior a 6 m. y los difusores tiran el agua a una distancia de entre 2 y 5 metros.
  • Se recomienda señalizar dónde están en el césped los aspersores y difusores emergentes para no romperlos con el cortacésped.
  • La manguera es el sistema de riego más lento, además no se consigue una buena uniformidad, a unos sitios les cae más agua que a otros. No obstante, es necesario que haya bocas de riego bien distribuidas por el jardín para poder "enchufar" mangueras.

Riego por goteo

  • El "riego por goteo" consiste en aportar el agua de manera localiza justo al pie de cada planta.
  • Se usa riego por goteo para árboles en alcorques, o que estén fuera de zonas con césped, para regar arbustos, setos, rocallas, parterres de vivaces, hortalizas, frutales.

 

  • En árboles ornamentales y frutales, se colocan varios puntos de goteo alrededor del tronco, mínimo 2 y máximo 6. Para un árbol pequeño, 2 emisores, y para en un árbol grande, 4 ó 6.
  • En arbustos, rosales o setos los goteros suelen distanciarse a unos 50 cm. entre uno y otro en la línea.
  • Para balcones o espacios pequeños existen kits de goteo fáciles de montar y de uso simple.

Goteros autocompensantes

 

  • Si tienes que montar una línea muy larga (más de 100 metros) compra unos goteros llamados autocompensantes. Tienen la virtud de aportar la misma cantidad de agua entre presiones establecidas. Piensa que por donde entra el agua hay más presión que al final de esos 100m., pero con los autocompensantes, no afectará, saldrá la misma agua por ellos al principio del ramal que al final.
  • También si las pendientes son fuertes y crean diferencias de presión acusada, usa los goteros autocompensantes.

Sales

  • En el riego por goteo, a veces, se usan aguas ligeramente salinas puesto que lo permite, o no, pero en cualquier caso, se tienden a acumular sales en los bordes del bulbo húmedo. No es como la aspersión que hay lavado en profundidad de esas sales.
  • Así pues, será necesario dar de vez en cuando riegos por inundación u otro sistema para el lavado de sales del suelo. Se puede hacer con una manguera inundando la zona. Si el clima es lluvioso será menos importante porque las propias lluvias harán el lavado natural en su momento, pero en climas de baja pluviometría es diferente.

Obstrucción de goteros

  • El inconveniente más típico del riego por goteo es que los emisores se atascan fácilmente, especialmente por la cal del agua. Precisa un buen filtrado si el agua es de pozo.
  • La cal se puede eliminar con una aguja revisando gotero por gotero (si es posible) o, a nivel agrícola, proceder a su disolución haciendo un tratamiento a base de ácidos. El ácido nítrico es el más utilizado para este fin por los agricultores, diluido al 56% o 65%. Este ácido es peligroso porque puede provocar quemaduras graves en contacto con la piel. También el ácido clorhídrico se suele utilizar, diluido al 32% o 36%.
  • Una posible solución para mejorar el agua: colocar un sistema de ósmosis inversa. Son caros, pero eficaces.
  • Otros elementos que obturan los goteros son las partículas de arcilla, de limo, de arena, de plástico, etc.. y las algas, bacterias y hongos.
 


Riegos incorrectos: daños que provocan

 

   

 

 
   
 
 
   

--llll-l

  • Con riegos excesivos las raíces se asfixian y se pudren al faltarles el oxígeno. El síntoma más típico de exceso de agua es que las hojas se vuelven amarillas y caen.
  • Las raíces se desarrollen más superficialmente y por tanto, no profundizan buscando agua, se vuelve más sensibles en caso de sequía.
  • El riego excesivo lava nitrógeno, potasio, micronutrientes, etc. y se pierden del alcance de las raíces.
  • Estamos desperdiciando un bien escaso como es el agua.
  • La escasez de agua tiene solución, pero el exceso, no.

  • En caso de que esté pasando sed las hojas tienen un color apagado, sin brillo, se abarquilla, amarillean y caen o quedan lacias.
  • Regar con aguas calizas, duras, con el tiempo alcaliniza el suelo o substrato y provoca carencia de nutrientes, por ejemplo de hierro. En plantas acidófilas (hortensia, azalea, gardenia, etc.) lo notan rápidamente y amarillean las hojas. El agua de riego dura (con mucha cal) se puede endulzar añadiéndole una pequeña cantidad de ácidos (acético, cítrico,...).
  • Si el agua es salina, descártala para el riego.
  • No mojes las hojas por el riesgo de quemaduras por 'efecto lupa' con el sol; aparecen manchas por cal con aguas duras y son más proclives a la infección por hongos.
  • No mojes las flores porque durarán menos.

  • Algunas plantas debes regarlas por el 'método del platito'. Consiste simplemente en poner la maceta sobre un plato o cuenco con agua durante un rato y una vez que se ha absorbido por capilaridad, se retira. Ejemplos: Begonia, Ciclamen, Culantrillo, Espatifilo, Nefrolepis o Helecho espada, Violeta africana o Saintpaulia.
  • Las verduras y hortalizas pierden parte de la intensidad de su sabor cuando se riegan en exceso, por ejemplo, zanahorias, tomates, etc. En cultivos de raíz lleva al desarrollo de hojas en detrimento de la raíz.
  • No descuides los riegos de lo recién plantado porque todavía las raíces son poco profundas.
  • Las plantas que provienen de vivero están acostumbradas a bastante agua. Por tanto, los primeros 20 días hay que regarlas casi a diario e ir reduciendo el riego poco a poco hasta una dosis normal.
  • En macetas es fundamental que drenen bien los orificios inferiores. Cúbrelos por dentro con trozos de cerámica de tiestos rotos mejor que grava y no se taponarán.
 


Riego de plantas

 

   

 

 
   
 
 
   
  • Riego de árboles

  • Los árboles se deben regar cuando sea necesario. Muchas personas los riegan insistentemente cuando no tienen por qué.
  • Si compras un plantón de 1 ó 2 años, necesitará riego hasta que las raíces sean abundandes y pueda ser autónomo. Fíjate como los árboles de nuestras ciudades, cuando son adultos, no se riegan, o sólo se hace en caso de sequía.
  • Por tanto, lo ideal es regar hasta que se establezca el árbol y a partir de ahí, muy poco o, incluso, nada. Aunque si quieres que crezca más rápido (por ejemplo para que un árbol dé sombra lo antes posible), deberás regar más y abonar con regularidad.
  • Hay especies que necesitan más agua que otra. Por ejemplo: el olivo es muy resistente ante la falta de agua; otros árboles no tanto.
  • En primavera necesitan más agua que en invierno, puesto que está en plena actividad.
  • El riego excesivo provoca:

- La asfixia de raíces y su pudrición.

- Las raíces del árbol se desarrollen más superficialmente y por tanto, no profundicen buscando agua. Esto los vuelve más sensibles en caso de sequía.

- El agua abundante provoca que salgan más malas hierbas.

- Además, estamos desperdiciando agua innecesariamente.

Riego de arbustos

  • La frecuencia con la que hay que regar los arbustos depende de muchos factores.
  • Si está a pleno sol o a la sombra. Al sol, más agua.
  • Hay especies que necesitan más agua que otras. Por ejemplo, las Hortensias consumen mucho, mientras que el Romero menos.
  • Si el arbusto es de tamaño grande, necesitará más agua que si es pequeño puesto que tiene más hojas que alimentar.
  • Un arbusto en plena floración consume más agua.
  • El primer año después de plantación es casi imprescindible regar. El sistema radicular es aún muy pequeño y, por tanto, con poca capacidad de absorber agua. Una vez pasado el primer o segundo año, ya se habrá establecido en ese lugar y probablemente podrá sobrevivir con poco o incluso sin riego, dependerá del clima, pero para tener plantas lustrosas y floreciendo en abundancia, generalmente requerirá aportes regulares de agua.
  • El regar demasiado hace que la planta desarrolle unas raíces muy superficiales, y por tanto más débil ante la sequía.

Riego de vivaces y flores de temporada

  • Las Plantas Vivaces y Perennes se cultivan, en la mayoría de los casos, por sus flores, y una planta que está en floración es cuando más cantidad de agua consume.
  • No se debe descuidar el riego si queremos que florezcan en cantidad, calidad y por mucho tiempo.
  • Cada cuánto tiempo depende de muchos factores, por ejemplo, la especie. Las Hostas (Hosta fortunei) necesitan mucha más agua que un Geranio o una Gazania, por ejemplo.

Riego del césped

  • Unas frecuencias meramente orientativos en un clima mediterráneo:

- Invierno: sólo riegos de apoyo o mantenimiento cada 20-25 días si la lluvia no es suficiente o el Césped muestra necesidad.

- Primavera: riego día sí, día no.

- Verano: riego diario.

- Otoño: 2 veces por semana, interrumpiendo si hay lluvias.

  • Existen en el mercado sensores de humedad del suelo para ayudar a tomar la decisión de cuándo regar o no.
  • El césped se puede mantener verde y perfectamente estético con un riego más moderado. Ahorrar un 30 % de agua es muy sencillo.
  • Los momentos para regar son a primeras horas de la mañana o al atardecer. O, si tienes riego automático, también por la noche.

Riego de plantas de interior

http://articulos.infojardin.com/boletin/fotos-agosto-08/riego-plantas-interior.jpg

  • El principal error en el cultivo de las plantas de interior es el riego en exceso. Mueren muchísimas más plantas por exceso de agua que por sequedad.
  • Lo primero que debes verificar es que la maceta drena bien, que sale el agua por los agujeros inferiores cuando riegas. Para conseguir un buen drenaje, pon en el fondo de la maceta grava, trocitos de cerámica, arcilla expandida, etc.
  • No hay "recetas" generales en cuando al riego, ya que depende de las condiciones particulares de cada planta y lugar.
  • Si el agua de riego tiene mucha cal, puede provocar amarilleamiento en plantas sensibles a la cal (Azalea, Gardenia, Brezo, Rododendro, Camelia, Hortensia, etc.).
  • No mojes las hojas que tengan vellosidad: geranios zonales, petunias, Kalanchoes, Saintpaulia, Begonia rex, Cuerno de alce, etc.

  • Hay plantas que debes regarlas por el llamado 'método del platito'. Consiste simplemente en poner la maceta sobre un plato o cuenco con agua durante un rato y una vez que se ha absorbido por capilaridad, se retira.

- Afelandra
- Azalea
- Begonia rex
- Brezo
- Ciclamen
- Culantrillo
- Espatifilo
- Nefrolepis o Helecho espada
- Violeta africana o Saintpaulia

   
         
   
         
   
         
   
         
   

 

 

 

En este sitio se puede publicar novedades o promociones
Estadísticas

Agencia Nacional Minera ANM COLOMBIA

Contador de visitas

1887051
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
Ültimo mes
Cualquier día
23
571
2560
1878858
13396
25221
1887051
Su IP: 54.92.163.188
Hora del servidor: 2018-07-19 01:33:08

Catalogos / Zona Descargas - Download

Wednesday the 18th. INCOME TRAJC & SEMAAN MEDIA E.U.- IMPORTEX - ITMS
Copyright 2012

©

Top Online Poker